Podrias ser tu

Caminando por la calle, mi mirada se desvía con facilidad.

Podrias ser tu, la que espera frente a mi en la fila del supermercado. Cuánta gente nos rodea y el cabello de ella no es muy similar al tuyo, pero podrías ser tú. El color es parecido y si te lo recortaras a la altura de los hombros, de seguro que podrías ser tu. Me pregunto si el de ella — la chica que inadvertidamente empaca en su bolsa amarilla una cubeta de huevos y un cartón de leche — también se ve como ébano perfecto a luz del atardecer, o si sus ojos también resplandecen en la noche, desafiando la oscuridad con el brillo que solo el amor otorga. No lo creo, ella no eres tu.. Aun así, podrías ser tú. No se parece demasiado a ti ahora que la veo alejarse por la salida de la tienda, sin embargo podrías ser tú.

Porque tu también andas por las calles de forma casual e inadvertida, porque tu presencia pasa desapercibida para la mayoría, y quizás en eso te pareces a la chica que ahora he perdido de vista. En lo anónimas y en lo nada, aunque paradójicamente, seas todo en lo que pienso.

Un sollozo interrumpe el silencio., Y se me parte el alma de pensar que podrías ser tu. Pero es así, porque no eres ajena a la tristeza y porque las veces que trataste de ocultarme tu llanto no lo hiciste muy bien y supe entonces de tus heridas. Esas si son tuyas, únicas e inconfundibles, esas son y siempre serán tuyas. Y no importa cuánto te amen en el futuro, esa parte permanecerá intocable y regresarás a ella de tanto en tanto, a refugiarte ante días oscuros y a ganar fuerzas para respirar de nuevo.

Me pasa por lo menos cuatro veces al día. O el número de veces que dejo la casa, o el número de veces que me asomo por la ventana con tan mala fortuna de encontrar a alguien paseando un perro. Porque aquella persona, también podrías ser tú, aunque a ti no te gustan los perros o gatos. Sin embargo podrías ser tú, porque todos debemos caminar de vez en cuando, pasear mascotas imaginarias o sencillamente ganar unos minutos de oxígeno y exorcizar con paciencia los fantasmas de las enfermedades del corazón. Podrías ser tú porque las acciones simples nos pertenecen a todos y en ellas te recuerdo mas facil.

Creo que no importa si dejo de quererte. No importa si en un futuro distante o cercano, mi corazón gravite hacia otros rumbos o sencillamente se convierta en polvo, no importa. Siempre encontraré a alguien que podrias ser tu. Esperando un bus en una parada mientras el viento le despeina. Leyendo en silencio o tomando un café en solitario. Llorando en una habitación vacía, o esperando por alguien en una estación de trenes. Podrías ser tu. Pero hoy, soy solo yo.

Andres H, 2022

--

--

Un blog de historias cortas.

Get the Medium app

A button that says 'Download on the App Store', and if clicked it will lead you to the iOS App store
A button that says 'Get it on, Google Play', and if clicked it will lead you to the Google Play store